Desarrollo de la inteligencia emocional en niños

Inteligencia emocional de los niños

Las clásicas rabietas a las que se enfrentan los niños alrededor de los dos años es consecuencia de la propia incapacidad para aceptar sus frustraciones. Son aún pequeños para entender lo que les está ocurriendo y por qué.  La infancia es una etapa repleta de emociones, tanto positivas como negativas que, por la corta edad del niño, no sabe gestionarlas. Por eso es tan importante el papel que desempeñamos los padres y es cómo enseñar a los pequeños a canalizar esas emociones a través de lo que se conoce como inteligencia emocional. Durante esta etapa es fundamental el acompañamiento a tu hijo, pero ¿cómo hacerlo? Y sobre todo ¿cómo hacerlo bien? Os dejamos algunas pistas que podrán ayudaros en esta tarea. ¡Bienvenidos al apasionante mundo de la inteligencia emocional!

Cómo enseñar la inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una herramienta que ayuda a los niños a desarrollar mayor seguridad en sí mismos y a poder enfrentarse a sus sentimientos. La escuela y dentro de la propia familia son los dos ambientes más propicios para empezar a enseñarles a que tengan confianza en si mismos y, sobre todo a ser felices. Estas son algunas de las herramientas que se deben utilizar con los niños en su proceso de aprendizaje de la inteligencia emocional. … Leer más

Cómo superar el miedo al dentista

Miedo al dentista

¿Habéis escuchado alguna vez la palabra Odontofobia? Es el miedo y la ansiedad que se siente cuando uno tiene que ir al dentista. Las causas que provocan este pavor al odontólogo son varias y es la principal causa por la que eludimos entrar en su consulta cuando tenemos un problema bucodental. ¿Te ves reflejado? ¿Te quita el sueño cuando no te queda más remedio que acudir a tu dentista? Como parece ser que es más habitual de lo que pensamos, os proponemos unas pautas a seguir para superar esa angustia que se siente cuando tienes cita con tu odontólogo.

Qué genera ese miedo al dentista

Antes vamos a analizar qué puede provocar ese miedo, esa ansiedad que sólo el hecho de escuchar la palabra dentista te paraliza o te entra sudoración. En muchos casos se debe a una mala experiencia anterior. El dolor por el pinchazo de la anestesia, una postura incómoda, la boca abierta durante tanto tiempo, el ruido de los aparatos en un tratamiento específico, la incertidumbre de no saber qué te van a hacer… todo esto puede provocar en los pacientes un rechazo a volver de nuevo a la consulta. … Leer más